El Ozono (O3) es una forma alotrópica triatómica del oxígeno (O2). A diferencia de este último, su estructura le confiere características muy reactivas.

Esta estructura química lo convierte en una molécula con una alta capacidad oxidativa (Es, de hecho, el tercer oxidante más poderoso que existe, después del flúor y el persulfato).

 

Sin embargo, el Ozono es un elemento muy inestable que tiende a regresar a su estabilidad como O2 si las condiciones ambientales no le son propicias; es decir, su tiempo de vida medio a temperatura ambiente es corto.

 

En la naturaleza lo encontramos en la estratosfera formando la capa de Ozono, cuya presencia evita que los rayos ultravioleta del sol lleguen a la superficie terrestre. Así mismo, podemos notar su presencia después de una tormenta eléctrica, en caídas de agua, y si ponemos atención, detrás de los televisores en funcionamiento (Esto es debido al alto voltaje que generan los cinescopios). Su olor es característico, de ahí su nombre que se deriva del griego “ozein”, que significa “que despide olor”.

 

Es importante destacar que el Ozono al ser inhalado en altas concentraciones o mezclado con agentes contaminantes (Ej.: hidrocarburos en grandes ciudades), puede llegar a ser tóxico. Por esta razón y por el hecho de ser utilizado como indicador para medir los índices de contaminación ambiental, es por lo que ha recibido tan mala fama. (Se toma como parámetro, principalmente, porque su medición es muy sencilla y exacta y de acuerdo a su concentración se puede inferir la presencia de sustancias mayormente tóxicas como óxidos de Nitrógeno, metano, monóxido de carbono, compuestos sulfúricos, radicales peroxílicos, etc.).

 

Sin embargo, la pregunta obligada es:

Si el Ozono al ser inhalado es un gas tóxico,

 

¿Cómo es que puede ser utilizado como un agente terapéutico?

 

El Ozono posee una gran cantidad de propiedades. Veamos principalmente aquella que tiene que ver con su gran capacidad de eliminar agentes tóxicos como bacterias, hongos, virus, parásitos, helmintos, entre otros. Su gran capacidad germicida para eliminar agentes infecciosos ha sido lo suficientemente estudiada como para generalizar su uso a nivel mundial en el tratamiento de aguas residuales y de consumo humano; así como para desinfectar vegetales y alimentos, en agricultura, acuicultura, ganadería, etc. Agencias como la FDA (Administración de Fármacos y Alimentos de los E.U.A.), han aprobado su utilización en estos casos.

 

Por otro parte, se le atribuyen al Ozono propiedades médicas, que han sido estudiadas desde hace más de 100 años, por lo que se le infiere carácter de agente terapéutico.

 

¿Qué es la Ozonoterapia?

 

La Ozonoterapia consiste en el tratamiento médico basado en el aprovechamiento de las propiedades del Ozono, para coadyuvar en la recuperación de pacientes con diferentes padecimientos. Como cualquier otro fármaco, se debe valorar su acción sobre el organismo, su manejo adecuado, dosificación y pureza.

 

Premisas de la Ozonoterapia:

 

El Ozono medicinal siempre es una mezcla de Oxígeno y Ozono puros; no es únicamente Ozono. Las  concentraciones  terapéuticas  de  Ozono,  que  van   de 1-80 µg/ml son suministrados por un equipo generador de ozono de tipo médico; manejado bajo la estricta supervisión del terapeuta.

 

Las vías de administración, concentraciones y dosis de Ozono a suministrar, obedecen a las características del paciente y padecimiento en particular y es determinado por el médico. En ningún caso se prescribe su inhalación directa, a excepción de su uso en concentraciones bajas (15 a 25 µg/ml) previo borboteo en aceite de olivo extra virgen a muy bajas velocidades de flujo (1/32 LPM-1/16 LPM) por breves períodos de tiempo (2 a 5 minutos).

 

El suministro directo del Ozono medicinal en forma intravenosa queda descartado. Está contraindicado.

En términos generales se conocen seis vías paralelas de acción del Ozono, que manejadas adecuada y profesionalmente por el médico ozonoterapeuta, brindan beneficios incalculables a los pacientes.

 

  1. Su alta capacidad de oxidación lo convierte en un agente bactericida, fungicida y antiviral muy eficiente. En casos de sepsis muy severas, el Ozono ha tenido resultados realmente sorprendentes (pie diabético, úlceras de decúbito, heridas infectadas, quemaduras, etc.).
  2. Es una fuente muy importante de oxígeno, capaz de estimular la circulación sanguínea y acelerar el metabolismo celular. Esta propiedad en general es benéfica, pero principalmente en casos de desórdenes circulatorios.
  3. En bajas concentraciones y de manera sistémica, el Ozono funciona como modulador del sistema inmunológico. Al entrar en contacto con las células sanguíneas y, particularmente con las células efectoras del sistema inmunológico, el Ozono actúa inmediatamente y provoca lo que se conoce como un shock terapéutico. Esto induce a una respuesta inmediata por parte de la célula y consecuentemente una modulación inmunológica.
  4. La misma célula, por otra parte,  tiene la capacidad de estimular la producción de antioxidantes enzimáticos, neutralizadores de especies reactivas de oxígeno. En ciertos casos de estrés oxidativo crónico (Ej. Parkinson de origen vascular), es una terapéutica capaz de revertir esta situación patológica.
  5. Regula el metabolismo de los Eicosanoides ó derivados del Ac. Araquidónico, potenciando el efecto vasodilatador de Prostaglandinas, como la 6KetoF1alfa (Prostaciclina) e inhibiendo la acción vasoconstrictora del Tx A2, característica evidenciada en múltiples estudios clínicos y preclínicos.
  6. Se le confiere cierto carácter de regulador Metabólico, fundamentalmente relacionado con su capacidad de modular el metabolismo de las grasas (TG / LDL / HDL), contribuyendo a la disminución de TG y LDL, responsables del daño vascular y de la ateroesclerosis. Otros parámetros metabólicos estudiados, incluyen: Glucosa, Creatinina, Hb, Hto, Prot. totales, Colesterol,  Enzimas hepáticas, Bilirrubina, Ácido úrico y algunos oligoelementos.

La Ozonoterapia en varias patologías

A continuación se relacionan algunas de las patologías en donde el uso del Ozono medicinal ha resultado exitoso. Para mayor información, consultar las referencias bibliográficas 1 y 2.

 

  • Enfermedades Infecciosas
    • Helicobacter Pílori
    • Hepatitis crónica
    • Infecciones herpéticas
    • Infecciones por virus papiloma
    • Resfriados
    • Giardiasis, candidiasis, criptosporidiasis.
  • Enfermedades Autoinmunes
    • Artritis Reumatoide
    • Síndrome de Sjögren
    • Vasculitis
    • Esclerosis múltiple
    • Lupus eritematroso sistémico
    • Enfermedad de Crohn
  • Enfermedades Isquémicas
    • Parálisis Cerebral Infantil
    • Secuelas de Embolia Cerebral
    • Demencia Senil
    • Insuficiencia Circulatoria
  • Desórdenes Retineales Degenerativos
  • Enfermedades Dermatológicas
  • Enfermedades Renales
  • Enfermedades Hematológicas
  • Enfermedades Degenerativas
  • Cáncer
  • Enfermedades Ortopédicas
  • Hernias de Disco
  • Síndrome de Fatiga Crónica y Fibromialgia
  • Traumatismos
  • Quemaduras
  • Cirugía de Emergencia
  • Ozonoterapia    previa    a   trasplantes    o   cirugías programadas
  • Otros.

 

Aplicación Paravertebral de Ozono

El tratamiento de Hernia Discal con Ozono es un moderno procedimiento de gran eficacia utilizado con mucho éxito desde hace aproximadamente 20 años en países como: Italia, Alemania, España, Argentina, Rusia, Cuba, entre otros. En años recientes está cobrando gran aceptación entre pacientes y médicos en México y demás países latinoamericanos. 

 

Este método consiste en infiltraciones (Inyecciones) paravertebrales de este medicamento a intervalos semanales,  y conforme la mejoría aparece se van espaciando las aplicaciones.

 

La respuesta al tratamiento por lo general es muy buena, lográndose la mejoría y reducción  del dolor entre la 1ra y 2da aplicación,  en la mayoría de los casos y la duración del tratamiento dependerá de la dosis respuesta que tenga el paciente, la cual es variable.

 

Vale la pena considerar que no todos los pacientes responden igual al procedimiento. Existen pacientes normo-respondedores, quienes desde las primeras sesiones logran una mejoría muy importante. Hay otro grupo de pacientes hiper-respondedores, que sorprenden por la mejoría inmediata y sostenida de los síntomas de dolor en más de un 90% con la primera aplicación, y por último, hay un grupo de pacientes en quienes la respuesta es un poco más lenta,  necesitando mayor número de sesiones para lograr los mismos resultados.

 

En estos últimos pacientes la respuesta la obtenemos por lo general después de la décima sesión, mismas que deben extenderse hasta llegar a un número de 20 sesiones y, posteriormente, dejarlos descansar por un período de 3-4 meses, reiniciando posteriormente el tratamiento. Muchos de ellos mejoran por completo en ese período de descanso.

 

En casos muy rebeldes a la terapia con Ozono paravertebral, o en pacientes  post-operados de  columna  con fibrosis post-quirúrgica,  se recomienda un procedimiento especial denominado Discolisis con Ozono para tratar todas las estructuras anatómicas que están produciendo el dolor, además del disco o discos afectados (Facetas, foramen, articulaciones sacro-ilíacas, músculos paravertebrales, etc.) y liberar adherencias, con el que se obtienen resultados asombrosos.

 

El resto de los pacientes normo e hiper-respondedores mejoran rápidamente con las aplicaciones paravertebrales, necesitando un número de sesiones que puede variar entre 8 y 15 aplicaciones. En muchos de los pacientes tratados con Ozono es posible notar 6 a 8 meses después de concluido el tratamiento con Ozono,  la regeneración total del disco dañado en estudios de resonancia magnética de control.

Después de varias décadas de investigación, se consideran como adecuadas las siguientes vías de suministro del Ozono medicinal:

 

Autohemoterapia Mayor (MAHT)

Consiste en la ozonización de un volumen determinado de sangre del paciente fuera del cuerpo, e inmediatamente después su reinfusión intravenosa. La “activación” externa de esta sangre promovida por el Ozono tiene la capacidad de inducir actividades intracelulares benéficas al organismo.

 

Autohemoterapia Menor (MiAHT)

A diferencia de la anterior, aquí se extrae un volumen de sangre mínimo (3-5ml), que es ozonizado y posteriormente aplicado intramuscularmente. Este método se utiliza principalmente para tratamientos alérgicos, dermatológicos, etc.

 

Ozonoterapia vía burbujeo de solución salina (IV)

Previo a la infusión, se ozoniza la solución salina y se aplica de manera intravenosa.

 

Ozonoterapia Rectal (IR) y Ozonoterapia Vaginal (OV)

Directamente o mediante una jeringa, se extrae el Ozono medicinal del generador y utilizando una cánula se aplica al paciente; ya sea rectal o vaginalmente. Para la aplicación vaginal también existen aditamentos especiales que facilitan el depósito del gas en la zona. A la Ozonoterapia Rectal se le conoce también como insuflación rectal.

 

Ozonoterapia Externa (OE)

Esta terapia consiste básicamente en la aplicación directa del Ozono sobre el área afectada o a tratar. Tiene varias modalidades, dependiendo del caso y, para ello, se utiliza Ozono en tres vertientes: gas, agua ozonizada y aceite ozonizado. En el caso de la aplicación directa del gas, se pueden utilizar bolsas selladas para evitar la inhalación de Ozono, o equipos completos de sauna en donde todo el cuerpo se expone al gas y se obtienen resultados sorprendentes.

 

En casos tales como heridas profundas y quemaduras, como primer paso se lava la herida con agua ozonizada y se elimina el debris; posteriormente se suministra el gas y finalmente se aplica el aceite ozonizado.

 

Ozonoterapia Directa (OD)

En casos de artritis, inflamaciones, etc., el Ozono medicinal en muy pequeña cantidad y concentración es aplicado de manera directa, ya sea intramuscular, paravertebral, intradiscal, intraarticular o subdérmicamente.

 

Microdosis de Ozono

Procedimiento de efectos terapéuticos muy potentes, que consiste en la inyección intradérmica con jeringa de insulina  o subcutánea,  de una pequeña cantidad de O2-O3 comprendida entre 0.1 cc – 0.3 cc.  En algunos casos se puede aplicar hasta 1cc vía I.M.

 

Indicaciones: Cefalalgia tensional, crisis migrañosa,  dolores neurálgicos agudos y crónicos de diversa etiología, dorso lumbalgias, dolor facial, dolores en pequeñas articulaciones, hallux valgus doloroso. Algunos médicos lo aplican como sustituto de procaína en terapia neural, en medicina estética, y otras.

 

Ozono Paravertebral

Este procedimiento consiste en infiltrar con Oxígeno-Ozono los planos musculares paravertebrales. La cantidad de gas varía entre  2 y 10 cc, a  una concentración nunca mayor de 20 mcg/ml en la región espinal involucrada.

 

Por lo general se realiza una  aplicación semanal hasta completar de 8 a 10 sesiones de tratamiento. Algunos casos requieren mayor número de sesiones. Indicaciones: Hernias disco, síndrome radicular, síndrome facetario,  lumbalgia crónica con o sin ciatalgia, enfermedad discal degenerativa.

 

(+información)

 

Ozono Intradiscal (Discolisis con Ozono)

La técnica de la Ozonoterapia Intradiscal consiste en inyectar Ozono dentro del núcleo pulposo de un disco herniado o degenerado en cualquiera de los segmentos de la columna vertebral. Con este tratamiento se están consiguiendo resultados satisfactorios en la mayoría de los pacientes que lo han recibido, con muy pocos efectos secundarios.

 

(+información)

 

Ozono Intraarticular

La terapia con aplicación de inyecciones de Ozono Intra-articular se  utiliza para resolver de forma eficaz la inflamación y el dolor en artrosis de rodilla, cadera, tobillos, codo, hombro.

 

Sus indicaciones abarcan la enfermedad articular degenerativa, artrosis de cadera, osteocondritis, artritis reumatoide y otras afecciones articulares. Su acción se basa en su potente acción antiinflamatoria y moduladora de la respuesta inmunológica a través de la inhibición de la síntesis de interleuquinas y otras citoquinas pro-inflamatorias, produciendo una mejoría de la circulación y del metabolismo local de los tejidos inflamados.

 

Cuando la afección tiene un componente de inflamación extraarticular asociado, podemos añadir la aplicación periarticular del gas, con lo cual se obtienen mejores resultados.

 

Indicaciones: Dolor articular en la artrosis, osteocondritis, Artritis Reumatoide y otras afecciones.

 

 

APLICACIONES ESPECIALES

 

Ozono Ótico

Consiste en insuflar la Mezcla Oxígeno Ozono a concentraciones y velocidades de flujo bajos por  1 a 3 minutos. Este procedimiento está indicado en padecimientos de cabeza y cuello y afecciones otorrinolaringológicas.

 

Inhalación de Oxígeno-Ozono previo borboteo en aceite de olivo extravirgen

En este caso se utilizan concentraciones y velocidades de flujo muy bajos por 10 a 15 minutos. Este último procedimiento le quita por completo la agresividad innata del Ozono con el  epitelio respiratorio al reaccionar primero con el aceite de olivo, adquiriendo potentes efectos terapéuticos para el tratamiento de padecimientos agudos y crónicos del aparato respiratorio.

 

Referencias Bibliográficas

  • Bocci, V. 2002. Oxygen-Ozone Therapy. A Critical Evaluation. Kluwer Academic Pub., Netherlands. 440 p.
  • Viehban-Haensler, R. 2002. The Use of Ozone in Medicine. 4th Ed. ODREI-Pub.164 p.
  • Alvarado, F, Núñez, C.  Programa de Entrenamiento en Ozonoterapia. Febrero 2008. Sinaloa, México.