EFECTOS BIOQUÍMICOS

En términos generales se conocen seis vías paralelas de acción del Ozono, que manejadas adecuada y profesionalmente por el médico ozonoterapeuta, brindan beneficios incalculables a los pacientes.

 

  1. Su alta capacidad de oxidación lo convierte en un agente bactericida, fungicida y antiviral muy eficiente. En casos de sepsis muy severas, el Ozono ha tenido resultados realmente sorprendentes (pie diabético, úlceras de decúbito, heridas infectadas, quemaduras, etc.).
  2. Es una fuente muy importante de oxígeno, capaz de estimular la circulación sanguínea y acelerar el metabolismo celular. Esta propiedad en general es benéfica, pero principalmente en casos de desórdenes circulatorios.
  3. En bajas concentraciones y de manera sistémica, el Ozono funciona como modulador del sistema inmunológico. Al entrar en contacto con las células sanguíneas y, particularmente con las células efectoras del sistema inmunológico, el Ozono actúa inmediatamente y provoca lo que se conoce como un shock terapéutico. Esto induce a una respuesta inmediata por parte de la célula y consecuentemente una modulación inmunológica.
  4. La misma célula, por otra parte,  tiene la capacidad de estimular la producción de antioxidantes enzimáticos, neutralizadores de especies reactivas de oxígeno. En ciertos casos de estrés oxidativo crónico (Ej. Parkinson de origen vascular), es una terapéutica capaz de revertir esta situación patológica.
  5. Regula el metabolismo de los Eicosanoides ó derivados del Ac. Araquidónico, potenciando el efecto vasodilatador de Prostaglandinas, como la 6KetoF1alfa (Prostaciclina) e inhibiendo la acción vasoconstrictora del Tx A2, característica evidenciada en múltiples estudios clínicos y preclínicos.
  6. Se le confiere cierto carácter de regulador Metabólico, fundamentalmente relacionado con su capacidad de modular el metabolismo de las grasas (TG / LDL / HDL), contribuyendo a la disminución de TG y LDL, responsables del daño vascular y de la ateroesclerosis. Otros parámetros metabólicos estudiados, incluyen: Glucosa, Creatinina, Hb, Hto, Prot. totales, Colesterol,  Enzimas hepáticas, Bilirrubina, Ácido úrico y algunos oligoelementos.
Arriba